¿QUÉ ES LA TERAPIA ACUÁTICA?

 

Desde hace unos años, el trabajo dentro del agua está tomando un papel muy importante en el campo de la rehabilitación, mejorando los resultados que hasta ahora se obtenían con la terapia realizada fuera del agua.

 

Es importante diferenciarla de otra gran variedad de actividades que se realizan frecuentemente en el medio acuático, como serían la hidroterapia, natación terapéutica, aquasalud, aquagym… no programados ni dirigidos por profesionales sanitarios.

La Terapia Acuática se trata del uso del agua como medio terapéutico, especialmente en el tratamiento de problemas del aparato locomotor y neurológicos, tanto traumáticos como degenerativos.

Esta terapia debe ser llevada a cabo en piscinas especialmente acondicionadas desde el punto de vista de temperatura y entorno físico, empleando un material diseñado para tal fin.

 

¿QUÉ ES LA HIDROTERAPIA?

La hidroterapia es la curación a través del agua. Es una valiosa herramienta para el tratamiento de diferentes cuadros patológicos, como traumatismos, enfermedades reumáticas, enfermedades digestivas, enfermedades respiratorias, recuperación post quirúrgica, fortalecimiento de la bipedestación en pacientes con afecciones neurológicas y un largo etcétera…

Las sesiones han de ser estudiadas de manera personalizada para cada paciente valorando previamente las capacidades del mismo.

 

 

BENEFICIOS DE LA TERAPIA ACUATICA:

· Alivio y relajación muscular.

· Disminución del dolor general

· La flotabilidad, facilita el movimiento y así, la ejercitación.

· Aumento muscular, incremento de la fuerza y la resistencia debido a la mayor resistencia en el agua.

· Disminuye la inflamación

· Mejora el equilibrio y la estabilidad.

· Disfrute y confianza para moverse mejor.

· Mejora el insomnio y el estrés, permitiendo un sueño más profundo y reparador.

· La acción del calor acompañado del masaje del agua ayuda a la circulación de la sangre.

 

INDICACIONES DE LA TERAPIA ACUÁTICA

Las indicaciones generales de la terapia acuática incluyen todas las patologías que afecten al aparato locomotor en las que deseemos reducir el dolor, el espasmo muscular, el edema, y aumentar el arco de movilidad y la fuerza muscular.

Las sesiones de tratamiento en el agua se programan en función de las necesidades del paciente tanto dentro de agua como fuera de agua. Se valora el potencial del paciente y se estimulan sus capacidades en un entorno diferente del normal.

Las sesiones en el agua exigen del paciente una búsqueda constante del equilibrio, simetría corporal, control motor y coordinación muscular y proporcionan mayor estimulación táctil y sensorial.

 

La razón principal para recomendar la terapia acuática se debe a las propiedades del agua, las cuales favorecen el drenaje de edemas, la movilidad del cuerpo y la mejora propioceptiva en estados en que los pacientes tienen dificultades para trabajar en seco.

Por ello, cualquier paciente pueda beneficiarse de realizar terapia acuática.

 

EFECTOS FISIOLÓGICOS DE LA HIDROTERAPIA (30ºC):

· Incrementa la circulación superficial y el aporte sanguíneo a los músculos.

· Incrementa el metabolismo general.

· Disminuye la hipersensibilidad de las terminaciones sensitivas.

· Relaja la musculatura de forma generalizada.

· Aumenta el bienestar psicológico del paciente

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies. ACEPTAR

Aviso de cookies